Acceder

El análisis financiero en la Debida Diligencia

debida diligencia

Cuando los Oficiales de Cumplimiento realizan las debidas diligencias de sus contrapartes, el primer paso es revisar las listas restrictivas y vinculantes, este primer paso nos debería dar la confianza de que la contraparte que se desea vincular no cuenta con antecedentes o procesos vigentes por delitos conexos al lavado de activos, sin embargo, no nos asegura que la contraparte no realice algún tipo de actividad ilícita.

Ahora, ¿qué más se puede hacer para identificar contrapartes que puedan estar realizando actividades ilícitas?

La primera herramienta que nos debería ayudar a identificar contrapartes con mayor nivel de riesgo es la segmentación, independientemente de la metodología utilizada, la segmentación nos debería arrojar qué contrapartes tienen un mayor riesgo que otras, esas que se catalogan como de mayor riesgo es necesario hacer una debida diligencia intensificada. Así mismo, si la contraparte que queremos vincular o analizar desde el punto de vista de cumplimiento es una contraparte critica que tienen una transaccionalidad importante y representativa o en términos de la norma colombiana representa una materialidad importante, también debería ser sometida a una Debida Diligencia Intensificada.

Debida diligencia

Y ¿qué significa una Debida Diligencia Intensificada (en adelante DDI)?

Básicamente una DDI son medidas adicionales de conocimiento de la contraparte que buscan señales de alerta que ayuden a identificar posibles casos de delitos conexos al lavado de activos o la financiación del terrorismo. Algunos ejemplos son entrevistas a los representantes de la contraparte, visitas físicas a las instalaciones, verificar la identificación del beneficiario real y en la que nos enfocaremos en este articulo el análisis financiero.

Sabemos que muchos de los Oficiales de Cumplimiento de las empresas colombianas tienen un perfil profesional jurídico, por lo que no es tan sencillo realizar un análisis financiero a las contrapartes, es por esto que se deben buscar herramientas como Finalzas que ayudan a desarrollar estas tareas de manera más sencilla.

Lo primero que debemos revisar en un análisis financiero desde el punto de vista del lavado de activos y financiación del terrorismo son los ingresos y su variación, cuando vemos empresas que tienen crecimientos desmedidos en sus ingresos o variaciones exageradas pueden generar la primera señal de alerta. Cuando quieren dar apariencia de legalidad a dineros ilícitos lo primero que buscan hacer es ventas ficticias, es por ello que debemos poner la primera vista en este aspecto. Adicionalmente, es importante comparar esa tasa de crecimiento con las de empresas del mismo sector o similares, puede que una empresa tenga crecimientos “normales” pero si revisamos empresas similares y las tasas de crecimiento son negativas, podría determinarse como una señal de alerta. Sabemos que esta información puede llegar a ser difícil de conseguir empezando por conseguir la información, es por esto que en Finalzas contamos con estas comparaciones para que facilite su análisis.

Del mismo modo que con los ingresos, se debe evaluar los activos y el patrimonio de la empresa, de igual forma es importante validar si la evolución de los activos y el patrimonio tienen un comportamiento acorde con el mercado o sector o si por el contrario generan señales de alerta que ayuden a identificar posibles casos de actividades ilícitas.

Al realizar un análisis financiero en una DDI debemos estar alerta de todos los aspectos posibles, con el fin de blindar a nuestras empresas en la vinculación de contrapartes, cada Oficial debe tener la visión critica para ver aspectos que a su sector o tipos de empresas pueden dar señales de alerta que ayuden a evitar vincular, tener relaciones o en el peor de los casos que utilicen a su empresa para el lavado de activos. Si desean que ahondemos en este tema déjenos su comentario para seguir aportando información que les ayude con esta importante labor.